Saltar al contenido

Cómo aprender a programar por Blueprints en Unreal Engine 4

Unreal Engine 4 Blueprints

Aprender programación es un dura tarea que de sólo pensarla te puede llegar a dar dolor de cabeza. Pero ¿realmente es difícil?

Programación por bloques.

En este artículo nos centraremos en la programación por bloques, o programación de nodos, como es el caso de UE4 (bien es cierto que también admite POO convencional).

No importa la sintaxis.

Lo que hace diferente la programación por Blueprints a la programación de “código” es la sintaxis. En esta última hay que aprender una serie de reglas, dependiendo del lenguaje, como si poner un punto y coma “;” al final de cada instrucción, o cuándo abrir y cerrar corchetes y paréntesis “[], ()“. En Blueprints no tomará tanta importancia estos pequeños detalles ya que en cada bloque, veremos claramente una serie de nodos entradas y salidas.

 

Pensar como un programador.

Este quizás es el requisito imprescindible que hace que programar sea pan comido o sea un suplicio. Los programadores deben pensar en pequeñas partes. Dividiendo un problema en pequeños problemas.

Un ejemplo de esto sería: “Queremos hacer que el jugador pueda entrar a un determinado lugar por una puerta. Esta puerta está cerrada, por lo que debemos encontrar la llave si queremos entrar.”

Programar esta situación podría ser crear una variable boolean que estuviera en false, indicando que la puerta está cerrada. Así, cuando el jugador quiera entrar, deberemos comprobar el estado de esta variable con un rama (if). Si es falso, no se abrirá. Cuando cojamos la llave, actualizamos la variable a true, y cuando queramos entrar la comprobación sera verdadera.

Aclarar que para que esto funcione, debemos almacenar la variable en el personaje, por ejemplo. Sería como declarar la variable en ámbito global, ya que el personaje siempre va a estar en todas las escenas.

Estudiar bien estudiado.

Para aprender, como todo en la vida, te tienen que enseñar. Aprende, ya sea autodidacta, o no. Empieza por saber los tipos de variable más usados, y las funciones más famosas y útiles. Estudia lo anterior muy bien y que no te quede ninguna duda. Con esto estarás preparado para el último paso.

Práctica, práctica, y más práctica.

La práctica hace al maestro. Ya lo decían en la antigüedad. Para aprender programación realmente es necesario practicar mucho. Un buen ejercicio sería pensar cómo se pudieron hacer algunas de las mecánicas de los juegos más famosos. Pensar cómo se hizo el contador de monedas de Sonic; o cómo se hizo el sistema de muerte, con los pinchos o caídas, por ejemplo.

Con todo esto es muy probable que hayas entrado al mundo de la programación con buen pie, y sin darte cuenta, sabrás programar para cualquier lenguaje.